30 julio 2006

Los de adentro y los de afuera…

o ser negro con complejo de blanco…



En la vieja colonia venezolana, en épocas de esclavitud, existían dos tipos de esclavos “los de adentro” y “los de afuera”; los primeros dedicados al servicio, comodidad y placer de su amo y señor y quienes vivían en el anexo de esclavos que toda casa mantuana, que se respetara, tenía; y los de afuera quienes a fuerza de látigo hacían los trabajos más pesados de cultivo y o caleteo… Y hablando de latigazos, estos eran propinados por un esclavo “de adentro”, que gozaba de la entera confianza del negro “de librea” jefe de “los de adentro”…

Este negro “de librea” conformaba una clase especial… siendo un niño apenas fue destinado a calentarle los pies al “amito”, durmiendo en la parte inferior de la cama… con el tiempo el “amito” también lo usó para calentar (y descargar) sus genitales… se vestía con la ropa de dejaba su “amito” y se volvió valet y “damo” de compañía. El negrito servía para seleccionarle la “moza” de pernada del momento; y encargarse del parto de los expósitos del amito… llegando el tiempo ocupar la posición de “negro de librea y cachimbo”: cochero, guarda espaldas y jefe de la servidumbre de adentro; en fin un personaje “imprescindible” en le manejo de la casa..

Por cierto un negrito de esos, asignado al joven Simón Bolívar: “el negro Pío” atenta contra él en Jamaica sobornado por los españoles; en aquella infausta noche muere el comerciante en armas Félix Amestoy el lugar que El Libertador.

Estos personajes tenían una peculiaridad, ellos se creían blancos, pensaban como blanco y odiaban el color de su piel; y ese odio de volcaba a todos aquellos, que con su color lo rodeaban, pero muchas veces al estar totalmente desubicado en la vida terminaba odiando a todo el mundo, en especial a todo aquello blanco que nunca alcanzarían; ese modo de pensar de algunos llega hasta nuestros días… y no tanto en Venezuela, en donde el mestizaje ha borrado bastante esas viejas taras; sino en los Estados Unidos de Norteamérica en donde persiste fuertemente; ejemplo de ello son los personajes de color Colin Powell y Condolleza Rice con quienes que se rodean los amitos Bush para sus más oscuros designios, explotando de esta forma esa debilidad de "negros que se sienten blancos".

¿Será que ahora a nosotros nos saldrá un Conde..llezo con el mismo amito?

No sé… digo yo…

Mejor me quedo con mis 10 millones por el Bushe…

1 comentario:

  1. Esos esclavos de "adentro" eran clasificados por Malcolm X como los esclavos "domésticos" (en contraste con los esclavos que trabajaban en los algodonales sureños de EEUU: los de "afuera"). Los esclavos domésticos se creían una especie de apéndice de sus "buenos" amos blancos, y Malcolm los tildó como negros "Tío Tom". Imagínate lo que Malcolm X diría hoy de la Condoleza y el Powell, que quieren ser los buenos esclavos domésticos de su amo blanco, el tejano W. Bush...

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.