03 agosto 2006

REVOLUCIÓN CUBANA

Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo

Por: Jorge Mier Hoffman


Escribo estas líneas en remembranza a la memoria de mi padre, Enrique Mier, nativo de Guanabacoa, quién abandonó la Habana en la década de los 40 con destino a Venezuela, como un exiliado del gobierno de Fulgencio Batista, lacayo del imperio Estadounidense, que llevó al digno pueblo de Cuba a la peor de las desgracias sociales… A mi tío Tito Mier que llegó a Miami luego de un calvario de trámites realizados por mi padre en la década de los 80; y finalmente a mi tía Ángela Mier, que nunca ha abandonado la isla.

En fin, tengo la vivencia de tres escenarios familiares: antes, durante y después de la revolución cubana, como un proceso de transformación social que es visto con admiración, indiferencia y animosidad

LO BUENO: el rescate de un pueblo que mayoritariamente estaba sumiso ante la indiferencia de gobiernos que habían vendido el alma del pueblo cubano a los amos de Washington… Para nadie es un secreto, que Cuba era conocida en el mundo por el vicio, el ocio y la vida fácil… El ron, los habanos y los clubes nocturnos, habían hecho de la isla de Cuba el BURDEL del Caribe… Recordemos EL SILENCIO, zona de roja de la Capital, cuyos antros de perversión no se mencionaban en la sociedad caraqueña, de allí el nombre “Silencio”, dada la fama por las bellas mujeres cubanas que se estrenaban cada noche en los cabaret… Nadie puede negarle a la revolución cubana el esquema de oportunidades que podemos ver como logros indiscutibles en la educación, el deporte y la salud… Pero sobre todo, es innegable la gallardía del pueblo cubano, que ha resistido con paciencia, sacrificio y dignidad, la arremetida de un imperio estadounidense, que nunca ha cesado en su ambición de volver al pasado, cuando Cuba era el Paraíso de las mafias, la prostitución y las drogas… Prueba de ello lo vemos en las imágenes de CNN que nos muestran las tres caras de la enfermedad de Fidel Castro: a la comunidad maiamera celebrando en las calles, en contraste al pueblo de Cuba que reza por la salud de su líder, y a una oposición política en Venezuela, que vaticina enterrar a Chávez con la muerte de Fidel.

LO MALO: una revolución que no confió en sus propios logros e ideología, y convirtió a la isla en una prisión de la cual sólo se podía salir fugándose hacia alta mar, donde muchos prefirieron morir en las fauces de los tiburones, antes que presos de un sistema que no permite la disidencia… una revolución que sesgó el conocimiento y la intelectualidad de un mundo interconectado por el Internet, los satélites y las telecomunicaciones, ante el temor de que el canto de sirena del “consumismo” fuese a hipnotizar a una juventud adoctrinada para el socialismo… una revolución que sacrificó a una generación de millones de personas, en aras de un sistema político liderizado por un solo hombre.

LO FEO: un Fidel Castro que debió retirarse del escenario combativo de la diatriba y la controversia política y gubernamental, para ocupar el escenario ideológico y de la reflexión que le corresponde al “reposo del guerrero”; y de esta forma dar paso a las generaciones de relevo formados en el proceso revolucionario… Es la única manera de garantizar la continuidad, mejoramiento y perfeccionamiento de una revolución que por justicia se debe el pueblo cubano, que tantos sacrificios ha soportado por casi cincuenta años… Delegar sus funciones políticas en su hermano Raúl Castro con 75 años de edad, es la terquedad de Fidel de no creer en esos líderes que él mismo ha formado, y es subestimar al Arcano del Tiempo, que con su péndulo implacable, nos señalará inevitablemente el momento de la partida.

No es justo, que la revolución cubana con todos sus logros y de justicia social, luego de 47 años, desde que Fidel Castro expulsó al imperialismo el 1° de enero de 1959, amenace con perderse con la vida de su máximo líder

Fidel Castro representa para el mundo imperialista la continuidad de la revolución, y su ausencia es justificación más que suficiente para promover una invasión, que le garantizaría a George W. Bush los votos suficientes para lograr una mayoría de votos en el Congreso, cuando las encuestas le anuncia un descalabro electoral… Recordemos, que el Estado de Florida lo salvó de una derrota, cuando su hermano manejó los resultados del Tribunal Electoral.

Es la vivencia que debe aprender la Revolución Bolivariana, en cuanto a sustentar su transformación social bajo el principio inexorable del tiempo; es decir: en la inmortalidad de una ideología y no en la figura de un líder que siempre tendrá sus días contados

Como consecuentes bolivariano con las enseñanzas de nuestro Libertador, debemos recodar sus sabias palabras:

“Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no deberá subsistir, y al fin no existiría”
Simón Bolívar

Por: Jorge Mier Hoffman



Un Comentario:

Por: Vulcano

Probablemente este excelente aporte tendra detractores pero es pleno de sentido y claridad.

Si no aprendemos de nuestros propios pasos, tendremos que sufrir dolorosas experiencias bajo algun yugo imperial. En todo caso Honor y Gloria al Comandante, ademas de eterno agradecimiento por su ejemplo de constancia y valentia. Lo que es seguro es que ese pueblo no se dejara avasallar, sobre lo demas no me atrevo a especular.

Nuestro Presidente sabe que aun es temprano para delegar deciciones vitales, aun no estan los que son y muchos de los que estan no son, pero tambien tiene claro que en algun momento cargara con su hamaca debajo del brazo con la tranquilidad de haber dejado un camino abierto y ancho hacia nuestro futuro, pero eso depende de todos nosotros, de todos los que apostamos a la dignidad.

Por: Vulcano

8 comentarios:

  1. Como siempre un magnifico trabajo.
    Pero con todo respeto a su señor autor, deberia tratar de regular mas la situacion con la objetividad, que en algunos casos es muy sobresaliente, y en otros hace sentir al lector que se le quiere llevar a algo.
    En todo caso, como siempre, una exelente puntualizacion.
    Lo voy a publicar en mi pagina, con link directo hacia aqui.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Nelson Guerra8:39 p.m.

    No estoy de acuerdo contigo, Cuba no es una prision, cualquier Cubano o Cubana puede viajar, si el pais de destino le otorga visa o permiso para arribar a su territorio y si reune los requisitos normales que exigen las leyes Cubanas. EEUU no otorga visa a ningun Cubano, pero lo recibe como heroe si deserta de la isla. Considero un verdadero disparate que digas que la revolucion Cubana ha sesgado la intelectualidad, como puedes decir eso del unico pais latinoamericano que ha logrado, realmente, masificar la educacion, donde no existe el analfabetismo y donde, no me cabe duda, la intelectualidad es el comun denominador de la poblacion, a demas de la formacion politica. En cuanto a lo de la revolucion que depende de solo un hombre, en Cuba el partido de gobierno es el partido Comunista, que, como sabemos, plantea el sistema de partido unico, y , el lider indiscutible de ese partido no puede ser otro que Fidel. Yo no soy comunista, me considero un adepto a las ideas progresistas, revolucionarias y socialistas, y seguidor convencido del proyecto Bolivariano y de su maximo lider el presidente Chavez; pero viendo las cosas desde el punto de vista de la dirigencia del proceso Cubano, creo que tambien es un disparate que sugieras que Cuba no tiene una programacion para cuando Fidel desaparezca fisicamente y considero ingenuo de tu parte, (por decir lo menos) , que creas que la revolucion perecera con la ausencia de Fidel. Por ultimo quisiera recordarte que estamos hablando de uno de los mas grandes lideres socialistas de la historia, Fidel castro Ruz, el mismo que dirige una revolucion con logros palpables y con exitos inconmesurables a pesar de estar amenazada desde hace mas de cuatro decadas por el imperio mas poderoso y asesino de la historia, de quien argumentas (de Fidel) que "sacrifico" millones de personas para sostener un sistema liderado por el mismo. Es realmente tendencioso lo que dices en este punto y parece el argumento de un "gusano" de Miami, de un escualido o de un reaccionario, cosa que me extraña de ti, por haber leido antes tus escritos.

    Nelson Guerra.

    ResponderEliminar
  3. Jorge Mier Hoffman8:42 p.m.

    Amigo Guerra

    Estaba conciente de la roncha que causaría en la intelectualidad revolucionaria de nuestro Foro Bolivariano y consecuentes lectores, la opiniones que he expresado en mi artículo "Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo de la Revolución Cubana", en momentos en que el tema de la enfermedad de Fidel se debate como primera noticia mundial.

    Primeramente quiero aclarar el contexto de la palabra "sacrificio" que utilicé para expresar: "una revolución que sacrificó a una generación de millones de personas, en aras de un sistema político liderizado por un solo hombre"… Por cuanto la palabra "sacrificio" no está en el contexto de muerte, como comúnmente interpretamos esta palabra, sino en el contexto del alto precio que tuvo que pagar el pueblo cubano para seguir a su líder Fidel Castro; es decir: "La entrega incondicional de hombres y mujeres, sin importar las limitaciones, inhibiciones, abstenciones y prohibiciones, que tuvieron que pagar millones de cubanos para soportar el embargo económico impuesto a Cuba" … Eso en mi opinión es sacrificio.

    No me vengas con el cuento de que en Cuba todo el mundo es libre de ir y venir a donde quiera… Te recuerdo, que mis opiniones sobre Cuba no se enmarcan en referencias, lecturas, ni experiencias, sino en la vivencia que he tenido de cerca, porque mi infancia fue en Cuba, y mi padre fue el coordinador del programa en Caracas " Un Bolívar para Cuba", cuando en la década de los 50 Venezuela colaboraba con la Revolución Cubana en la Sierra Maestra… Pero cuando su hermano, mi tío Tito, quiso salir de Cuba para estar con mi tía Victoria que estaba muy enferma, de nada sirvieron las súplicas, referencias y recomendaciones: mi tío Tito no logró el permiso para abandonar Cuba, y hubo que esperar un año hasta que finalmente se le autorizó salir de la Habana, gracias a la intermediación que hizo el embajador de Cuba en Venezuela; tras el calvario que significó para él y su familia formalizar la petición de abandonar la isla ante las autoridades del gobierno: de inmediato perdió el trabajo, mis primos fueron retirados de las escuelas, y todos sus bienes confiscados por el CDR, en un inventario que fue revisado exhaustivamente un año después, como condición para abandonar la isla… Lo más triste, es que de nada sirvió el sacrificio de vivir a expensas de familiares y amigos, ya que mi tía había muerto tres meses antes, sin poder reunirse con su hermano, al que no veía en 25 años.

    Amigo Guerra, la intelectualidad por definición, es la libertad del ser humano de ver y aprender en un contexto general, sin limitaciones ni restricciones al conocimiento universal… Como todos sabemos, en Cuba está prohibido el Internet, la televisión satelital y las librerías comerciales, que como sabemos, hoy constituyen fuente universal del conocimiento como lo ha dicho el propio presidente Chávez al inaugurar los INFOCENTROS en todo el país…Te recuerdo que un médico, un ingeniero o un abogado por muy profesionales que sean, no necesariamente son unos intelectuales con una visión general del conocimiento.

    No obstante estos hechos particulares, reconozco los logros indiscutibles de la revolución, cuya gesta de lucha social no se puede medir sólo por la gallardía de sus líderes, sino por los sacrificios del pueblo... Es por ello, que mi escrito es una reflexión para este proceso revolucionario, que descansa cada vez más en el liderazgo indiscutible del presidente Chávez, como un mensaje de debilidad que bien podría ser utilizado por nuestro enemigos, como cuando Páez se refirió a la muerte de Bolívar: "Muerto el perro se acabó la rabia"

    No hagamos de la intolerancia y la diatriba ideológica un campo de batalla como hace cada día la oposición golpista, con su actitud intransigente y sesgada

    Aporrea, la página oficial del proceso revolucionarios, que ha publicado más de 60 de mis escritos, no publicó éste, quizás porque no responde a la línea editorial, como los mismos argumentos que utiliza la oposición para no mostrar las obras del gobierno y sólo mostrar una cara: la de la oposición

    Finalmente , creo haber sido suficientemente autentico, honesto y consecuente con este proceso revolucionario, al exponerme diariamente al escarnio de una oposición que amenaza a todos los que decimos lo que pensamos, y que no nos vendemos al mejor postor… Te invito a conocer mi postura al respecto, en dos escritos, que de alguna manera responden a tus observaciones:

    http://www.simon-bolivar.org/bolivar/la_intolerancia.html

    http://www.simon-bolivar.org/bolivar/soy_bolivariano.html

    Un saludo Bolivariano,

    Jorge Mier Hoffman

    ResponderEliminar
  4. Rodolfo4:57 a.m.

    A pesar de que el Sr. Mir parece escribir de una posición geográfica más cercana a La Habana que la mía, el hecho de ser compatriota del Che, me anima a esbozar una crítica a lo que el expresa.

    Su discurso, Sr. Mir me suena como:¨¡ Viva el dictador Castro!.

    Creo que de estas proclamas "eclécticas", vamos a escuchar muchos en estos días.

    Me hacen acordar,salvando las distancias, a los planteos de "Peronismo sin Perón", que escuchábamos en los años 60 en Argentina cuando Perón estaba vivo.

    Esto me hace pensar en la inevitable soledad de los Revolucionarios.

    En la soledad de Perón en Madrid, y luego en Buenos Aires, viendo "como se prueban la ropa que vas a dejar", como dice el tango.

    Pienso en los solos e incomprendidos que se habrán sentido Bolivar, Guevara, San Martín, etc.

    Imagino lo solo que debe sentirse el ilustre cubano si es cierto, como dice Ud. Sr. Mir, que no puede confiar en otro que su hermano de 75 años para que continúe con su trabajo diario de 47 años: luchar por la felicidad del pueblo cubano, contra el superpoderoso enemigo de afuera y los pequeños traidores de dentro.

    Creo que exagera el Sr. Mir al pretender imponernos la imagen de los balseros arrojándose a las fauces de los tiburones para huir "de un sistema que no permite la disidencia". No le creo.

    Si me dice que los balseros se lanzan al mar engañados por los cantos de sirena que les llegan de Miami, le puedo llegar a creer.

    Con todo respeto Sr. Mir, creo encontrar una contradicción en su afirmación primera sobre la bondad de los logros en educación de la revoluíón y su acusación en el sentido de que la misma sesgó(?) el conocimiento y la intelectualidad........

    Supongamos Ud. crea que no fué el feroz bloqueo de EEUU el culpable de el pueblo de Cuba no haya tenido un mayor contacto con un mundo( ¿se refiere al primer mundo?) interconectado por internet, satélites y telecomunicaciones. ¿ Ud. piensa que alguien que conoció la lucha de Castro por obtener los últimos avances de la cultura y la ciencia, puede decir con sinceridad que Fidel le negó a su pueblo el acceso a las nuevas tecnologías?.

    Por otra parte: ¿Ud. cree que los niños y jóvenes del llamado primer mundo son más cultos e intelecuales que los nuestros por el hecho de tener mayor acceso a internet, televisión satelital o teléfonos móviles?.

    Le pido Sr. Mir, que aclare en que se basa para emitir un juicio tan pretencioso al escribir:

    "una revolución que sacrificó a una generación de millones de personas, en aras de un sistema político liderizado por un solo hombre". ¿ A qué sacrificio se refiere? ¿Quien sacrificó a millones de cubanos? ¿La revolución, o los gusanos norteamericanos apoyados por el imperio más poderoso y más sanguinario que haya existido?.

    En suma Sr. Mir, rechazo su postura de: " Porque te quiero te aporreo ", porque me parece que no es la adecuada cuando se habla de un Héroe Revolucionario de la envergadura del Comandante Fidel Castro.

    Creo que Ud. está demasiado influenciado por la basura mediática que pretende vender CNN.

    Le sugiero que no se pierda los informativos emitidos por Telesur, que lo ubicarán en la realidad de solidaridad, paz y libertad hacia la que estamos marchando los pueblos latinoamericanos.

    Para concluir le expresaré el pensamiento que no dudo tenemos la mayoría de los latinoamericanos bien nacidos: Cuba no es de los gusanos de Miami, ni de Bush, ni de los intelectuales de ningún signo. Cuba es del cojonudo Pueblo Cubano, el único legítimo heredero de Fidel.

    Rodolfo

    ResponderEliminar
  5. Jorge (V)4:59 a.m.

    He leido varios aportes del compatriota Mier, no tengo dudas de sus principios.

    Lo que no podemos hacer es caer en dogmatismos o fundamentalismos llamense revolucionarios o de cualquier manera. Ya he tenido diferencias en otros ambitos y organizaciones donde me he granjeado distancias por este motivo. Desde hace tiempo entendi que la unica militancia posible es la que va por la vida, por la justicia y la dignificacion del ser humano y con toda la libertad de movimiento posible para afianzar esa lucha. Hace poco comprendi como nunca antes y alcance apenas a atisbar un soplo de lo que pudo sentir Simon Bolivar cuando dijo "Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos...." . Desconozco la filiacion "politica" de Jorge, desconozco el color de su carnet, si es que tiene uno, pero no puedo aceptar que se le endilgue de contrarevolucionario...y mas alla de haberle leido, no le conozco personalmente y jamas le he visto ni en fotos.

    Me parece que Jorge hace una cruda descripcion de algo que sucede en un proceso que es y ha sido revolucionario, pero seria una torpeza imperdonable no aprender de nuestras experiencias. Justamente hace dos dias converse largamente con un amigo cercano que viaja de Europa a Cuba desde hace años y por lo menos tres veces cada año. Alli esta haciendo un trabajo importante, un aporte que le ha ganado a su empresa estar marcado por la ley Helms Burton, para gran orgullo, me comento alegremente. No difiere mucho de los comentarios de Jorge y mi amigo ama a Cuba y haria lo necesario para proteger ese proceso, como de hecho lo hace. Por otra parte escuchando algunas de las ultimas alocuciones del Comandante Fidel pude escuchar el llamado a la reflexion y la autocrita como necesidad urgente, pude escuchar su llamado a la juventud a prepararse y luchar en contra de la corrupcion que no debe ser poca para que el mismo llame la atencion sobre ese flagelo. Pero siempre estan los mas papistas que el papa, (Y perdoname la irreverencia de la minuscula) que desdibujan el discurso y le hechan tierrita a lo importante de afrontar...para que no se vea, ¡Ciegos! y complices. Eso si es traicion. Fidel señalo un camino y su pueblo lo acompaño fielmente, muchos mas en el planeta vibramos en ese esfuerzo y ahi esta esa tierra digna absolutamente de pie frente al monstruo de mil cabezas. ¡Bravo Comandante, Bravo! Pero desde el lugar que le asigne la eternidad llegado el momento de encaminarse hacia destinos por nosotros apenas intuidos, sabra el Comandante agradecer a los valientes que asuman la tarea de reforzar los aciertos y enmendar los desaciertos lejos de "moralinas revolucionarias" que lamentablemente existen y mucho daño hacen a los hombres visionarios que comprenden que la historia es dinamica y no una idea estatica aferrada a preceptos cargados de inflexibilidad paralizante.

    Estoy de acuerdo en que tal vez no era el momento mas apropiado para debatir el tema, es delicado y complejo, y la situacion es de gran sensibilidad, pero una vez publicado surge el debate necesario e inevitable, entre revolucionarios...podria haber sido en otro momento, eso lo concedo.

    Fidel queda en nuestros corazones y queda como ejemplo de dignidad, ¿La lucha? La lucha continua!

    Es lo que humildemente pienso al respecto.

    Un abrazo

    Jorge (V)

    ResponderEliminar
  6. Jorge Mier Hoffman5:04 a.m.

    Estimados compatriotas del Foro Bolivariano

    EN PRIMER LUGAR: mi agradecimiento para quienes han sido considerados y respetuosos con la evaluación del contenido del escrito que tanta polémica ha causado en el Foro Bolivariano, en cuanto a debatirlo en el contexto de la autocrítica que nos debemos los revolucionarios, sobre todo, en momentos en que el éxito de la Revolución Bolivariana reposa, casi en su totalidad, en los hombros del presidente Chávez, lo cual nos coloca en una posición de peligro e indefensión, que me aterra al recordar la expresión de Páez cuando le anunciaron la muerte de Bolívar: “Muerto el perro se acabó la rabia”

    EN SEGUNDO LUGAR: explicar la expresión “sacrificio” que utilicé al señalar: “una revolución que sacrificó a una generación de millones de personas, en aras de un sistema político liderizado por un solo hombre”… Aclaro: La palabra “sacrificio” no está señalada en el contexto de muerte, como comúnmente interpretamos para señalar dolor y sufrimiento, sino en el contexto altruista del alto precio que tuvo que pagar el pueblo cubano para seguir a su líder Fidel Castro; es decir: “La entrega incondicional de hombres y mujeres, sin importar las limitaciones, inhibiciones, abstenciones y prohibiciones, que tuvieron que pagar millones de cubanos para soportar el embargo económico impuesto a Cuba, que significó hasta la falta de hojillas de afeitar, por decir lo menos, y de insumos de medicina, por decir lo mucho”… Eso en mi opinión es sacrificio

    EN TERCER LUGAR: no existe contradicción en mis dos apreciaciones en cuanto a reconocer en la revolución cubana logros en salud, educación y deporte, y: “una revolución que sesgó el conocimiento y la intelectualidad de un mundo interconectado por el Internet, los satélites y las telecomunicaciones, ante el temor de que el canto de sirena del “consumismo” fuese a hipnotizar a una juventud adoctrinada para el socialismo”… La intelectualidad por definición, es la libertad del ser humano de ver y aprender en un contexto general sin limitaciones ni restricciones al conocimiento universal… Como todos sabemos, en Cuba está prohibido el Internet, la televisión satelital y las librerías comerciales con sus libros, folletos y revistas, que como sabemos, hoy constituyen fuente universal del conocimiento como lo ha precisado el propio presidente Chávez al inaugurar los INFOCENTROS en todo el país… Un médico, un ingeniero o un abogado por muy profesionales que sean formados en las aulas escolares, no necesariamente son unos intelectuales con una visión general del conocimiento universal que alimenta el intelecto del hombre. El Ser humano no es un robot programado para determinadas tareas… El Hombre es materia gris y sentimientos, capaz de reconocer y aprender de sus errores; y con la capacidad de escoger lo bueno y lo malo: eso es libertad de conciencia y libre albedrío, que en el campo revolucionario llamamos “Libre Pensador”.

    EN CUARTO LUGAR: un aspecto que ha causado resquemor para algunos lectores, se refiere al señalamiento de una revolución que convirtió la isla en una prisión… Curiosamente, no pensé encontrar una oposición en este punto, lo cual es público y notorio, y no me refiero a los balseros que capturan los guardacostas de Florida ni de los deportistas que han pedido asilo político aprovechando su salida de Cuba; me refiero a los que necesitan salir de la isla por necesidad, enfermedad, en busca de nuevos horizontes o por disidencia ideológica… En fin, sea cual sea la razón, para el cubano su vida se convierte en un infierno, desde el mismo momento que gestiona ante las autoridades de emigración su deseo de abandonar la isla: Mi padre llegó a Venezuela huyendo del régimen de hambre y miseria de Fulgencio Batiata… En los cincuenta papá fue activo colaborador de la revolución y coordinó, junto con otros cubanos en Caracas, el programa “Un Bolívar para Cuba” como los fondos que requerían los soldados combatientes en la Sierra Maestra… Hace 20 años mi tío Tito necesitaba urgentemente salir de Cuba para complacer a mi tía Victoria que estaba muy enferma; de nada sirvieron las súplicas, referencias y recomendaciones: mi tío Tito no logró el permiso inmediato para abandonar Cuba, y hubo que esperar un año hasta que finalmente se le autorizó salir de la Habana, gracias a la intermediación que hizo el embajador de Cuba en Venezuela… Fue el calvario de un año para él y su familia cuando gestionó su salida de Cuba: de inmediato perdió el trabajo, mis primos fueron retirados de las escuelas, y todos sus bienes confiscados por el CDR, en un inventario que fue revisado exhaustivamente un año después, como condición para abandonar la isla… Lo más triste, es que de nada sirvió el sacrificio de vivir a expensas de familiares y amigos, ya que mi tía había muerto tres meses antes, sin poder reunirse con su hermano, al que no veía en 25 años… Eso para mí es una prisión de la cual no se sale cuando uno quiera sino cuando el sistema te lo permite.

    FINALMENTE, más allá del eterno e infinito agradecimiento que le debemos a Fidel Castro y al pueblo cubano por el apoyo que nos está dando en las misiones, especialmente en Robinson y Barrio Adentro, entre Cuba y Venezuela existen realidades geopolíticas totalmente distintas que no pueden ser consideradas de la misma forma, método y manera, y es en este punto donde realmente tenemos una confrontación ideológica que causa resquemor y enfrentamiento cada vez que tocamos el tema… Insisto, nuestra revolución es Bolivariana, fundamentada en el adoctrinamiento del Padre de la Patria que, si bien tiene puntos de coincidencia con el socialismo de Carlos Marx, difiere años luz del método, que es donde no coincidimos con la revolución cubana… Al respecto decía Bolívar:

    “Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no deberá subsistir, y al fin no existiría”

    Simón Bolívar

    Si somos consecuentes con el ideal bolivariano, y debe ser así, porque en la doctrina bolivariana se fundamenta nuestra revolución, necesariamente vemos reflejada en esta reflexión a Fidel Castro, como el conductor de una revolución que no da paso a otros líderes formados en el proceso… Bolívar decía:

    “Tan solo el pueblo conoce su bien y es dueño de su suerte; pero no un poderoso, ni un partido ni una fracción. Nadie sino la mayoría es soberana y dueña de su destino”

    Simón Bolívar

    Esa es la hermosura de esta revolución bolivariana, que delega en el pueblo su soberanía, su presente y su futuro… El pueblo es el que manda..! Así como nos señaló Bolívar en este pensamiento, que es totalmente antagónico al fundamentalismo socialista de Carlos Marx y mucho más al adoctrinamiento comunista; y no lo digo yo, sino el propio Carlos Marx como acérrimo crítico del Libertador.

    Si leen mis escritos, sin excepción, todos comienzan o terminan con un pensamiento de nuestro Libertador… En una oportunidad, estaba en una reunión cordial hablando con Servando Ponce, consecuente comunista, y conversabamos sobre la revolución cubana y la revolución bolivariana. Todo iba bien, hasta que critiqué la postura de Fidel en mantenerse en el poder, no porque no tuviese el liderazgo ni la lucidez que siempre ha demostrado, sino en resguardo de un proceso de transformación que necesariamente debe darle paso a las nuevas generaciones; y recuerdo que utilice la expresión de mi escrito:

    “La Revolución Cubana debe sustentarse bajo el principio inexorable del tiempo; es decir: en la inmortalidad de una ideología y no en la figura de un líder que siempre tendrá sus días contados”

    Servando como buen comunista se molestó, justo en el momento en que se incorporaba a la mesa el compatriota Guillermo García Ponce, y dirigiéndose a su hermano le dijo: “Jorge está criticando a Fidel” a lo que Guillermo con esa parcimonia que lo caracteriza respondió: “Si… es que Jorge es Bolivariano”

    No hagamos de la intolerancia y la diatriba ideológica un campo de batalla como hace cada día la oposición golpista, con su actitud intransigente y sesgada

    Recuerden que estamos remando en la misma lancha hacia un destino común, sin importar el color de la camiseta que nos identifica: La mía no es roja, ni blanca ni amarilla, llevo con orgullo el tricolor que inmortalizó nuestro Libertador.

    Es el caso de Aporrea, la página oficial del proceso revolucionarios, que ha publicado más de 60 de mis escritos, lo cual pueden corroborar en “Autores”, pero no publicó “Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo”, quizás porque no responde a la línea editorial, como los mismos argumentos que utiliza la oposición para no mostrar las obras del gobierno y sólo mostrar una cara: la de la oposición

    Finalmente, creo haber sido suficientemente autentico, honesto y consecuente con este proceso revolucionario, al exponerme diariamente al escarnio de una oposición que amenaza a todos los que decimos lo que pensamos, y que no nos vendemos al mejor postor… Los invito a conocer mi postura al respecto, en dos interesantes escritos:

    http://www.simon-bolivar.org/bolivar/la_intolerancia.html
    http://www.simon-bolivar.org/bolivar/soy_bolivariano.html

    Un saludo Bolivariano,

    Jorge Mier Hoffman

    ResponderEliminar
  7. Alberto Espinoza4:22 p.m.

    Hermano Jorge y muy respetados integrantes del foro:

    Tu artículo solo puede ser digerido por personas de mente más amplia y a la vez, objetivas. Cuando se asumen posiciones sesgadas o cerradas al debate libre y respetuoso, significa -para mí- que estamos cayendo en el mismo nivel en que se encuentra la oposición venezolana, mismo nivel en que se encuentra la miamera o bushista, que al final son lo mismo. En este foro, existen mentes brillantes, que están claras y que además convergen en la idea que se expresa en este foro, por cierto, muy leído por la oposición. Y también se nos ha atacado constantemente, con argumentos que no resisten el más mínimo análisis, por parte de esta cybercomunidad bolivariana.

    Esta revolución tiene su basamento en Bolívar como en innumerables oportunidades lo ha expresado el Presidente Chávez, y nuestro comandante ya se ha expresado también en otras tantas oportunidades que ha medida que esta revolución avance, irán surgiendo los líderes del futuro que continuarán con la noble gesta de terminar de asentar este proceso libertario y de adecentamiento que está apenas comenzando. Somos pioneros en la historia del mundo en efectuar una revolución sin armas, que se está levantando desde el tenebroso fondo a donde nos mandaron, pese a co-existir con miles de personas con pensamientos encontrados, con los niveles educativos por todos conocidos generados exprofeso, por los partidos de otrora, con la corrupción galopante que hoy en día persiste, con quintas columnas que hoy se ponen una franela roja, y se razgan las vestiduras y al llegar sus oficinas conspiran para que en este proceso bolivariano, todo salga mal, con el intervencionismo adrede y porque sí de los políticos y militares no solo norteamericanos, sino de otros países del "primer mundo" con sus afiliados apátridas venezolanos de la oposición ciega que maneja un poder tremendo en cuanto a los medios de comunicación y también de índole económico, con el odio desmedido y demás pasiones desbordadas que domina nuestra escena política, de los oportunistas de oficio que solo tienen al jalabolismo como forma de vida y a la hora de las chiquitas huyen despavoridos con sus equipajes llenos de dinero mal habido la mayoría de las veces, con los asesinatos de personajes de este proceso que quiera hacerlo bién y reclamar las mejoras que hagan falta para optimizar esta revolución sin plomo, es decir, pacífica. Y al final está es noble pueblo nuestro tratando de re-encontrarse así mismo, que es el que al final decide que es lo que realmente quiere.

    Este es el tiempo de no caer en sectarismos ni en fanatismos. Las apreciaciones de Jorge en su artículo que ha sido caracterizado como polémico, -polémica que sinceramente no le veo- son sus opiniones personales que hay que respetar, ya sean estas basadas en la realidad vivida o en el análisis desde cualquier punto de vista. Yo nunca he estado en Cuba, y la información que tengo solo está basada en lo que me dicen otros que supuestamente han ido o convivido allí, pero no por eso, voy a declarar que lo que me dijeron es la verdad absoluta. Creo que el debate ha de hacerse sin extremismos de ninguna especie.

    Estos nuevos tiempos están descubriendo verdades que generan o proponen cambios tremendamente profundos y radicales y que se contraponen a las ideas y pensamientos y personalidad tanto de cada uno de nosotros así como colectivamente, por lo tanto pueden producir resistencia y reticencia en lo que realmente creemos. En nosotros está el meditar constantemente en esas nuevas realidades y ya veremos si las aceptamos o nó. En fín, nadie es el juez de nadie, son los hechos y lo que nos dicta nuestro sentido común, los que al final dirán la última palabra.

    Alberto Espinoza

    ResponderEliminar
  8. Mauricio Bronstein6:40 p.m.

    Estimados compatriotas (dompatriotas=diganse integrantes de la Gran Colombia en la epoca de Nuestro Libertador)
    Es bueno saber para mi entender que revolucion es revolucion desde su punto inicial, ya sea la revolucion rusa, la revolucion china, la revolucion cubana, la revolucion bolivariana, por que no, la revolucion chilena... todas estas revoluciones estan para el servir del pueblo de cada uno de estos sectores de nuestro planeta...
    Por que no decir entonces... la revolucion del capitalismo ???, no es asi camarada Tedejo ??? ese punto de vista si noooo cabe en pensamientos apatridas y leguleyos de las grandes potencias... esa revolucion de aplastar a los debiles a espensas de las arcas de los pocos grandes pudientes... eso si no es revolucion... seguramente para ellos es justicia.... Dios mio...
    Respecto al comentario "cierto" y vivido en carne propia de la situacion de los cubanos cuando quieren salir de la Isla por algun motivo... es verdad... esa es la revolucion cubana... y ellos buscan lo mejor para su pueblo...
    Igual supongo que paso en todas las demas revoluciones... desconozco un gran porcentaje de ellas, pero cada revolucion es para cada uno de los pueblos donde se ha vivido... y la bolivariana ??? aquella revolucion que quedo estatica cuando Nuestro Libertador Simon Bolivar fue abandonado como un miserable.... ahora vuelve y galopa... y esta vez por toda la America....
    A mis estimados camaradas y no tan camaradas... cada revolucion por cada pueblo tiene sus principios...

    Un saludo bolivariano

    Mauricio Bronstein

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.