29 diciembre 2008

UN LLANERO HOLANDÉS VUELVE A EUROPA

PRIMERA PARTE) YA ESTABLECIDO.-

Y fuera el paso nuevo, y desde su alto y celestial palacio, su brillo siempre nuevo derrama el sol por el cerúleo espacio... Ya lejos de los túmulos me encuentro, ya me retiro, solitario y triste; mas, ¡ay! ¿a dónde voy? ¡si no existe de hogar y madre el venturoso centro!... ¡A dónde? ¡A la corriente de la vida, a luchar con las ondas brazo a brazo hasta caer en su mortal regazo con el alma en paz y con la frente erguida!
Juan Antonio Pérez Bonalde


Amigos, por fin estoy establecido en esta tierra… en el país del queso… de los tulipanes… en Holanda… tierra de mis padres… de mis ancestros… tierra que me entregara la nacionalidad que compartí con la venezolana… la cual permaneció conmigo, por más de 60 años, como un recuerdo vago en las historias de sobre-mesa… Holanda está situada frente el mar del norte… tierra de agua, de canales, de vida robada al mar… ciudades que flotan en arena… tierra de lluvias, neblinas y frío pero con un pueblo cálido, feliz, alegre, trabajador, amable y que ama la vida…

¿Qué les digo?... ¿Qué les cuento?... no sé… viví en Venezuela desde los 4 años… me levanté oliendo llano en las sabanas de Barinas… y luego, en la adolescencia la fresca brisa de la caracas de los 50´s… me levanté como un antillano… como caribeño… mi conocimiento de esa tierra por toda una docena de lustros fue tan sólo de la cultura del norte de la América del Sur… de una Venezuela que pasa de la transculturización que representaba Bola de Nieve, la charrada mejicana, Libertad Lamarque, la Sonora Matancera, la Billos y los Melódicos de los 50´s. 60´s al Rock gringonizante de Elvis y Tom Collins… de los 70´s, 80,s …

Para mí la Europa, sus guerras, sus hambrunas eran cuentos de sobremesa… era una serie de países grises, con carros pequeños –y lenguas extrañas- en donde su gente emigraba a esta América buscando una vida mejor al son de una cancioncilla que decía algo como ¨guey paisano”… los europeos personas que llegaban al terminal de La Guaira con una maleta de cartón amarrada con un mecate, dos fuertes en el bolsillo y hambre en el cuerpo –así llegó mi padre y muchos que ahora se dan ínfulas de grandes señores al despreciar los pobres-…

Era la Venezuela de Marcos Pérez Jiménez la del “Nuevo Ideal Nacional”… de la lucha contra la dictadura de llevar papelitos desde las conchas de Coche a las de San Agustín y viceversa… del camarada Gallegos-Mancera al ñángara Fabricio Ojeda o al compañero Magallanes; en el 58 el brinco a la “Democracia”… la traición de los líderes… el movimiento guerrillero con muchos caciques y pocos indios, donde se jodieron muchos y se hicieron ricos a otros -¿Verdad Teodoro?- y luego los 30 y pico años del paraíso de las minorías: de la “Bobocracia adecopeyana”…

Bueno –ya basta de historia antigua- como les dije ya llevo medio año en los Países bajos... y no como turista, sino como residente, enfrentándome a la cotidianidad de un ciudadano normal... Aún superando el shock que representa el pasar del tercer mundo al primero... del delicioso desorden latino, al rígido orden teutónico... al vivir por sobrevivir, al gozar de la vida con tranquilidad... del consumismo salvaje que beneficia a pocos, a uno más balanceado y equitativo que ayuda a distribuir la riqueza... de la angustia de la delincuencia, a la paz del cartujo en retiro… de ver sobre el hombro por si alguien te sigue con malas intensiones, a ver adelante una mujer monumental que no entiende tus piropos… Comprando en el mega-mercado o en la tiendita del árabe, buscando las rebajas que me hagan mejor rendir mis entradas…

Mis amigos, te aseguro que he llegado a la ataraxia del socialismo… a una utopía hecha realidad… a lo que todo socialista añora que se produzca en el mundo… no puedo darle una denominación… en realidad perdí el norte en lo semántico y no sé si este es un socialismo de nuevo o viejo milenio de nuevo cuño o del coño… pero si acá las cosas funcionan tal como decían los libracos que nos mantenían la cabeza caliente de mozos… Para comenzar no hay pobres, no hay desheredados, no hay marginados ni sociales, ni raciales, ni culturales… y que yo sepa, ese es el fin que persigue el socialismo desde cualquier punto de vista... Esta es una tierra donde la gente trabaja para vivir y no vive para trabajar… TODOS ganan un sueldo decente dentro de un horario humanamente lógico que permite la convivencia familiar...

El sueldo mínimo es 1270 € -aproximadamente- pero eso lo gana cualquier obrero raso desde el que limpia retretes, recoge basura, jala escardilla o pico y pala… una vivienda decente se encuentra alquilada por 400 € mensuales en adelante, así que cualquiera la tiene; hay que esperar un poco para encontrarla, pero se obtiene; hay subsidios por hijos, para impedidos, para personas mayores… Los precios de adquisición de vivienda son relativamente bajos al compararlos con los sueldos… Los intereses son lógicos y los créditos fáciles; sin especuladores ni créditos balón que atosiguen padre de familia… eso te hace que cualquier pareja –recién casada- tenga acceso a vivienda propia.

La familia tiene un estándar de vida aceptable… Un profesional puede ganar entre 3 y 5 veces el mínimo, de forma que el 95% de la población está dentro de esos márgenes que delimitan una clase media con pocas diferenciaciones entre ellos… Les menciono esto para que vean que cualquier persona puede vivir dementemente y con relativo confort… no hay ranchos, favelas o cerros -ni nada que se le parezca- todas las viviendas son de un estándar promedio bien sea media-media o media-alta… El policía, bombero, el obrero, el técnico y el profesional universitario conviven en la misma urbanización y/o edificación sin que se noten las diferencias de clase…

Otra cosa sorprendente es la inmensa cantidad de comercios que existen; hay zonas de la ciudad donde todo es comercio; la arquitectura de la vivienda se presta a ello, la planta baja a nivel de calle es para la tienda… el primer piso para el depósito y el alto (buhardilla) para la vivienda… casi no hay cuadra sin un abasto o frutería, venta de comida rápida… servicios etc. Y sorprendente, no hay rejas, santas marías ni zonas rojas, como no sea aquellas que son más rosadas que rojas y en donde puedes transitar sin peligro a cualquier hora; cualquiera puede hacer de su casa un negocio o de su negocio un hogar, sin pago de comisiones, sobornos o “contribuciones”… las tasas impositivas están claramente establecidas y no hay lugar a interpretaciones del funcionario en turno.

En esta serie de artículos trataré de analizar los puntos que contribuyeron a que esta nación –a que este pueblo- alcanzara el nivel de progreso que les narro, espero no levantar escozores entre los camaradas teóricos que elucubran en beneficio de grupos y no de realidades… quienes solo buscan quedar bien… ni aquellos en los cuales el amor por el populismo los hace olvidar que el fin del amor al pueblo es el logro de su felicidad… Trataré, pues, de publicar un artículo de esta serie cada lunes hasta completar unos cinco o seis que tengo pensados…

Por ahora, mis amigos, nos vemos en las teclas,

JotaDobleVe

¡¡¡A DESALAMBRAR!!!

¡CON CHÁVEZ TODO, SIN CHÁVEZ NADA!
¡La lucha es larga, y la estamos ganando!

¡VENCEREMOS!

3 comentarios:

  1. Saludos JdeW,

    Me alegra que estés bien y no dudo que te gusta y te encuentras a gusto en Holanda.

    Holanda y Escandinavia son los países donde EXISTE el Socialismo VERDADERO, no aquel de los esloganes y los mitines y discursos a nunca acabar, salarios millonarios para la élite y habladera para los demás.

    Como bien lo dices: No hay pobres, no hay rejas, no hay DESIGUALDADES, no hay DESMEDIDA ESPECULACIÓN.

    Te faltaba escribir que tampoco hay INJUSTICIA. Las Instituciones funcionan y otra consciencia ciudadana. Nada de hipocresía y palabras vacías.

    Ojala que el presidente CHÁVEZ haga un viajito a Holanda o a Dinamarca, Suecia o Noruega para que descubre otro mundo posible y vea como en la vida real y la práctica funciona el SOCIALISMO probado.

    Un abrazo fraterno
    Ahmed Azeddine
    www.tpsupremo.com & www.tpsupremo.8k.com

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:36 p.m.

    Vaya... vaya... vaya... muy buen escrito y como siempre nos quedamos en ascuas hasta la proxima emisión... un saludo bolivariano mi estimado camarada J.W.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:40 p.m.

    Hasta la victoria siempre... y esperando mas "ascuas"...

    Mauricio Bronstein

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.